Pensamiento Benedicto

Otro sitio realizado con WordPress

El futuro del hombre pende de la cruz

”Uno de los soldados le atravezò con su lanza el costado y al instante saliò sangre y agua” (Jn 19,34).

“El detalle del costado traspasado por la lanza no es, para Juan, sòlo la escena cumbre de la cruz, sino toda la historia de Jesùs. Ahora, cuando esa lanzada ha acabado con su vida, su existencia es radical apertura, es completamente ”para”. Jesùs ya no es un individuo, es el ”Adàn” de cuyo costado nace Eva, la nueva humanidad. La palabra costado ( πλευρα), que casi siempre se traduce incorrectamente por ”costilla”) revive en toda su profundidad la escena de Gèn 2,21s, en la que Eva es formada de la costilla de Adàn, simbolizando gràficamente su perpetua referencia y su unidad en la nueva humanidad. El costado abierto del nuevo Adàn repite el misterio creador del ”costado abierto” del varòn, es el comienzo de una nueva y definitiva comunidad humana. Sus sìmbolos son la sangre y el agua con los que Juan alude a los principales sacramentos cristianos, bautismo y eucaristìa, y por ellos a la Iglesia, signo de la nueva comunidad humana. El totalmente abierto, el que realiza el ser como recibir y dar sin medida, aparece aquì como lo que siempre fue, como ”hijo”. Como dice el mismo Juan, con la cruz Jesùs entra realmente en su hora. Esto explicarà un poco ese misterioso modo de hablar. Todo esto indica tambièn lo que podemos decir del hombre del futuro y que tiene muy poco que ver con el optimismo romàntico del progreso. Porque el hombre para los demàs, el hombre abierto que inicia un nuevo comienzo para los otros, es el hombre del holocausto el hombre sacrificado. El futuro del hombre pende, pues, de la cruz, la cruz es su redenciòn. El hombre no vuelve a sì sino cuando derriba los muros de su existencia, cuando mira al traspasado por la lanza (Jn 19,37), cuando sigue al que, en cuanto traspasado y abierto, inicia el camino que conduce al futuro.”

 

De Cristo, ”el ùltimo hombre” en Introducciòn al cristianismo. Joseph Ratzinger.pag. 202-203.Ed. Sigueme

 

You can leave a response, or trackback from your own site.

One Response to “El futuro del hombre pende de la cruz”

  1. irma alicia dice:

    LA COMPARACION DE LA APERTURA DEL HOMBRE , ADAN Y CRISTO PARA DAR VIDA: ADAN DA VIDA A EVA Y CRISTO A LA IGLESIA, ES MUY BELLA Y ACERTADA. SOLO DEL SACRIFICIO HUMANO, ACEPTANDO CADA HOMBRE SU CRUZ PERMITIRÁ DERRIBAR MUROS QUE NO SON Y QUE IMPIDEN AVANZAR EN EL AMOR, SOLO ASÍ PODRAN LOS NUEVOS ADANES, HERMANOS DE CRISTO , CREAR UNA NUEVA HUMANIDAD. ES TODO UNA NUEVA CREACIÓN QUE SE DA CONSTANTE,CADA DIA , CADA INSTANTE, CONTANDO CON EL LIBRE ALBEDRÍO DEL HOMBRE.
    ORACION:”SEÑOR, POR TU INMENSO AMOR DEMOSTRADO A LA HUMANIDAD, AYUDANOS A DERRIBAR LOS MUROS QUE NO PERMITEN ACERCARNOS A TI, MUROS DE LA INDIFERENCIA, MUROS DEL EGOISMO, MUROS DE LA ENVIDIA, DE LOS CELOS , DE LA PEREZA, MUROS DE LA DESCONFIANZA. CON EL PODER DE TU SANTO ESPIRITU INUNDA EL MUNDO DE TU AMOR, DE TU COMPRENSIÓN, DE TU MISERICORDIA.” AMEN.

Leave a Reply